5 minutos

Todos tenemos cosas por hacer, todos tenemos problemas. Mis actividades no son mas importantes que las de los demás, menos aún mis problemas.

Si algo he aprendido en la vida es que «quien quiere, puede». No existe trabajo, por más duro que sea (y de éstos yo he tenido varios), que no permita decirle a las personas que amamos lo importante que son para nosotros, ¡solo toma cinco minutos! Si de estudios se trata, la excusa es mucho menor puesto que exámenes, pruebas, proyectos y otros son menos estresantes que un trabajo con un jefe, ¡así que también existen los cinco minutos! ¿Problemas? ¡Bah! ¿Acaso un problema no permite que nos tomemos cinco minutos y así acordarnos que la vida es mucho más que problemas?

Tómate cinco minutos en este momento, manda un mensaje, levántate y da un abrazo, busca y dá un beso… solo toma cinco minutos decirle a alguien que es importante en tu vida. Te aseguro que esos cinco minutos «perdidos» podrán ganarte toda una vida.

Deja un comentario...

A %d blogueros les gusta esto: