El nombre del viento

Existen libros que amas u odias… y yo amé a “El nombre del viento” de Patrick Rothfuss. ¿Qué puedo decir? Pues, una historia simple, algo predecible, se convierte en una aventura entre reyes, magos, seres extraños y la vida de un joven que poco a poco se va convirtiendo en hombre.

Es que Kvothe, el protagonista, no es alguien común… él mismo dice que: «He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. Me llamo Kvothe. Quizás hayas oído hablar de mí.»

Pero no crean que «El nombre del viento» es más de lo mismo. ¡No! Por eso amé esta novela… porque está muy bien escrita, sus personajes (la mayoría) son memorables y el mundo que ha creado el autor es nuevo… completamente nuevo, nuevos pueblos, nuevos dioses, nuevas criaturas, nuevas ideas, nuevas aventuras y nuevos elementos fantásticos.

Créanme, ¡deben leer «El nombre del viento»! Sobre todo, si es que les gusta cosas como Harry Potter, El señor de los anillos, Game of Thrones y cosas por el estilo. Yo, que no soy mucho de los libros que he mencionado, he quedado encantado… y espero que los que lean la historia de Kvothe, compartan conmigo ese sentimiento.

Mi calificación: ¡No esperes a la película o serie! Seguro la sacarán. ¡Debes leerlo! (4.5 estrellas)

Deja un comentario...

A %d blogueros les gusta esto: