No habían pasado más de un par de horas desde el nacimiento de Diego, mi hijo mayor, que mi amigo Cucho fue a conocerlo y en un descuido de su madre lo cubrió con su chamarra y le dijo “te bendigo con el manto sagrado”, esa prenda de vestir era roja con azul y pertenecía al Club Deportivo Jorge Wilstermann que es el equipo de fútbol insignia de la ciudad de Cochabamba… aunque los simpatizantes del Club Aurora, su archienemigo, digan lo contrario.

Leer más…