Categoría: Reflexión

La vida es tal como la vemos

Ciento cuarenta y cuatro preguntas, respondidas una detrás de otra por el lapso de unos treinta minutos, confirmaron mi sospecha: Todos somos locos, solo que algunos sabemos cómo disimularlo… o por lo menos es lo que creemos.

Estaba siendo sometido a una prueba psicológica, no recuerdo el nombre, pero dadas las preguntas era fácilmente deducible su objetivo: Determinar si yo era un suicida en potencia, si tenía delirios de persecución, si sentía miedo de la gente y las aglomeraciones, si me arriesgaba más de lo que debería y cosas por el estilo. Eran tan obvias las preguntas que uno podía responder siempre bien para que lo creyeran normal, pero… siempre hay un maldito pero en la vida… algunas respuestas eran tan lógicas y socialmente correctas que me pregunté a mi mismo: ¿No será que yo creo que una respuesta es correcta cuando en realidad no lo es?

Leer más…

Hay un tiempo para todo

Existe una escena en la película Footloose (1984) que me encanta, es aquella donde el joven Ren McCormack, protagonista de la película interpretado por el fabuloso actor Kevin Bacon, da un discurso a los representantes del pueblo y les lee varios pasajes de la Biblia para demostrarles que Dios quiere que hagamos varias cosas y que ninguna en esencia es mala, su objetivo era mostrarles que ir de fiesta, bailar y divertirse no era malo… y de todos los pasajes bíblicos que Ren lee, el que más me gusta dice:

Leer más…

Luces de parqueo y educación

Este artículo no es para todos, sino solo para aquellos que pensamos que las luces de parqueo/emergencia, esas que hacen funcionar los dos guiñadores al mismo tiempo, son exactamente para eso: para cuando estamos por parquear o estamos con alguna emergencia. ¿Y por qué este artículo no es para los otros? Porque seguramente los otros son de las personas que piensan ‘si lo hace todo el mundo, ¿por qué yo no?’. Lo malo es que a ratos me da la impresión que la mayoría de las personas en Bolivia son del segundo grupo, y no solo en lo que a las luces se refiere, sino en todo. ¡Así que sí! Este artículo es para todos, para ambos grupos.

Leer más…

¡Grítalo al mundo!

Una de las formas más eficientes para cambiar tu entorno es difundiendo lo que tú crees que está bien y lo que tú crees que está mal, buscando de esta manera crear conciencia en los demás por medio de las ideas que están en tu cabeza. Bueno, pero, ¿y si lo que tú piensas que está bien, en realidad está mal? ¿O al revés? ¡No importa! Al final, es lo que tú piensas y tuviste la valentía de decirlo… y si lo dijiste y estabas equivocado, seguro alguien vendrá, te explicará en qué estabas equivocado y tú podrás modificar tu punto de vista y rectificarte.

Leer más…

Nada menos tuyo que tú

¿Recuerdas la primera vez que sentiste que algo era tuyo? No lo creo. El sentido de pertenencia que tenemos casi-casi nace con nosotros, está ahí desde que somos bebes. No hemos pasado ni un minuto en este mundo y ya estamos llorando a manera de reclamo para que nos alimenten, y eso debe hacerlo una persona que sentimos nuestra, ¿quién? ¡Pues nuestra madre!

Conforme pasan los años nos vamos apropiando de algunas cosas, de pequeños son cosas materiales como ropa, juguetes y cosas simples. Ya más grandecitos nos apropiamos de cosas menos palpables, pero más importantes, como las alegrías, tristezas, frustraciones, es decir, lo que sentimos. Un poco más cerca de la adultez nos apropiamos de nuestro espacio y nuestro tiempo, ambos son nuestros y todos deben respetarlo.

Leer más…

Loading...
X
A %d blogueros les gusta esto: