Categoría: Política

El poder de un post

El otro día un amigo me dijo que el verdadero activismo no se hace por redes sociales, también escuché por ahí que lo que pasa en Facebook o Twitter no refleja a la sociedad boliviana ya que la mayoría no tiene acceso a Internet. Muchos afirman que el verdadero poder de convocatoria de un grupo o persona se ve reflejado en las miles de personas que logra movilizar en una marcha o concentración, que lo que pasa en Internet no cambia nuestra realidad.

De acuerdo a la “Encuesta nacional de opinión sobre Tecnologías de Información y Comunicación (TIC)” presentada por AGETIC el diciembre pasado, el 67% de la población en Bolivia usa internet de alguna manera y, del anterior porcentaje, el 95% posee internet móvil. ¿Qué significa lo anterior? Que la mayoría de los bolivianos si tiene acceso a internet y, de paso, lo tiene en la palma de su mano. Además, la misma encuesta afirma que la mayoría de los internautas bolivianos utiliza internet para contactar a personas, acceder a redes sociales y buscar información.

Tal es la influencia de internet en nuestro diario vivir que seguir (o dejar de seguir) en Twitter a nuestro presidente se ha convertido en noticia. Si de verdad no importara lo que pasa en el ciberespacio, ni el presidente ni sus ministros hubieran salido a explicar porque alguien es más o menos popular en la red de redes.

El sábado pasado alguien dijo por redes sociales que como el lunes habría paro de los transportistas de carburantes sería bueno ir a cargar gasolina. ¿Qué pasó? En pocas horas todos los surtidores de Cochabamba, y creo que de Bolivia, estaban colapsados. ¿Hubiera pasado lo mismo si transmitían la noticia por radio y televisión? ¡Ni de cerca! Primero que muy poca gente busca informarse en fin de semana y, segundo, nadie tiene su radio o su televisor pegado a su mano.

No sé si habrá o no gasolina, yo no fui a cargar porque no pensaba gastarme horas de mi sábado haciendo cola, pero sí sé una cosa: Un post en Twitter, Facebook o Whatsapp puede lograr un cambio… que no te engañen diciendo que lo que dices en las redes sociales no sirve, tu voz transformada en un texto o una imagen en la red puede cambiar la realidad, tu realidad.

Un profesional falsificado

Hace muchos años, cuando daba cátedra en una universidad pública, conocí a un colega que era increíblemente carismático; tan movedizo que bastaba verlo para que uno termine cansado, un experto para hablar de cómo hizo una u otra cosa en el pasado, siempre en contacto con la parte ejecutiva de la universidad, un maestro para decir ‘lo que debe ser dicho’ en el momento apropiado para ganarse el favor de los demás. Sin embargo, cuando se tocaban temas profesionales que requerían su experiencia tan mencionada, él siempre desaparecía.

Conforme fue pasando el tiempo su carisma jugó en contra. Un docente se cansó de que su buena vibra, y no su capacidad profesional, le permita copar espacios que eran ocupados por otros; así que indagó un poco, no se requirió mucho la verdad, y descubrió que el título de este gran profesional era clonado.

Leer más…

La sede no se mueve

Cuando nos enfrentamos en la vida con una situación que nos incomoda siempre encontramos la manera de exteriorizar nuestro desagrado. Dependiendo del grado de molestia que nos cause esa situación, adoptamos alguna postura o realizamos alguna acción. Algunos hablan y otros gritan, algunos se quejan suavemente y otros lloran, algunos comentan con los más cercanos y otros divulgan la situación, algunos crean un movimiento u organización para defensa o rechazo de algo y otros realizan una manifestación o incluso una revolución; pues yo, pues yo, ¡escribo!

Sin embargo, sobre el tema de este artículo he tratado por todos los medios de no escribir, porque cuando escribo exteriorizo todo mi enojo y frustración, ¡vaya! No por nada este mi blog se llama Termostato Mental, pues es mi válvula de escape personal para las cosas con las cuales no puedo lidiar.

¿Por qué me ha costado tanto escribir este artículo? Porque por primera vez pensé que podía actuar antes que escribir, he trabajado intensamente para solucionar el problema, he tocado puertas, he hablado con amigos, he oído y seguido consejos, me he sentado a escuchar, me he parado para dialogar y, finalmente, creo que ha llegado el punto donde no queda otra que escribir porque parece que nadie oye, por ahí leyendo cambien las posturas, ¿no? Porque en el tema en cuestión creo que solo existe un camino para hacer bien las cosas.

Así que entremos en materia: ¿Sabían que los Scouts de Bolivia están en estado de emergencia porque los predios donde se encuentra la Sede Scout Nacional están queriendo ser revertidos por la Alcaldía de Cochabamba?

Leer más…

¿Y ahora por quién vota el Beni?

Que interesante y emocionante que es la política, cuando uno piensa que lo ha visto todo, siempre aparece alguien que te demuestra que aún puede sorprenderte.

Algo así está pasando en una parte de Bolivia, en el hermoso Departamento del Beni, donde algunos que no tienen acceso al poder desde hace años han encontrado una argucia legal y han logrado descabezar al cantado ganador de la justa electoral perteneciente al partido UD y, junto con él, a otros 227 candidatos del mismo partido.

Leer más…

Receta contra chantajes electorales

Si la Rana René fuera boliviana, seguro diría algo como: ‘A ratos me hacen reír nuestros políticos, pero luego me acuerdo de nuestra gente y se me pasa’. Y es que nuestros políticos si saben cómo funciona la mente de nuestra gente, de la masa, la cual es capaz de hacerse llevar por chantajes electorales sin fundamento, ¡y eso da miedo!

Por un lado tenemos a algunos que son capaces de afirmar que ‘no trabajarán con la oposición, ni harán obras ahí donde no ganen ellos’, ¡que chantaje! Supongo que su plan de gobierno es tan malo, tan vacío, que no pueden convencer de un voto a su favor con sus ideas, sus proyectos y su forma de llevar adelante una alcaldía o gobernación. Deben recurrir al chantaje, a meter miedo a la gente y lograr convencerlos de que si no votan por ellos lo que ahora tienen les será quitado, o lo que querían tener nunca será alcanzado.

Por otro lado tenemos a otros que te dicen que seas ‘orgulloso de tu tierra y no dejes que ganen los del oficialismo que nunca ganaron ahí’, ¡que chantaje! Supongo, nuevamente, que su plan de gobierno es tan malo como lo fue antes, donde sus ideas, sus proyectos y su forma de llevar la alcaldía o gobernación fueron tan malos que no les queda otra que pedir el voto por orgullo y no por lo que se hizo y se hará.

Leer más…

Loading...
X
A %d blogueros les gusta esto: