Loading...
X

Sindicato de Aquellos Que NO Pertenecemos A Nada

Considerando que los ciudadanos que no pertenecemos a ningún sindicato, organización social o partido político en ejercicio, somos vistos como habitantes de segunda categoría en Bolivia, he decidido crear el ‘Sindicato de Aquellos Que NO Pertenecemos A Nada’ cuyo objetivo será protegernos de aquellos ‘que SI pertenecen a algo’.

Inicialmente construiremos varias pancartas para marchar en respuesta a cualquier cosa que nos haga sentir ‘de segunda’, como lo que ha ocurrido los últimos días. Nuestro grito será: ¿Qué queremos? ¡Ser respetados! ¿Cuándo lo queremos? ¡Ahora!

Luego empezaremos a asistir a todos los desfiles cívicos para mostrar que existimos, nuestro estandarte dirá ‘Fundado el 13 de Diciembre del 2013′ recordando que nacimos como protesta al apoyo de los comerciantes a la subida de precio de los pasajes de los transportistas a vista, paciencia, miedo y silencio cómplice de las autoridades y otras organizaciones que dicen representarnos cuando les conviene (como el comité cívico que no dijo nada).

Cobraremos, como todo sindicato, 20 centavitos por mes a nuestros afiliados. Considerando que ‘los que NO pertenecemos a nada’ somos el grueso de la población, reuniremos unos milloncitos por año que nos permitirá organizarnos y realizar ‘amarres’ para nuestro beneficio, porque parece que solo así marcha nuestra patria.

Poco a poco empezaremos a ser tomados en cuenta, nos empezarán a llamar a las mesas de diálogo, nuestros dirigentes serán entrevistados en la televisión y pasaremos a ser llamados un ‘movimiento social’. Incluso, con el tiempo, el gobierno y el presidente nos construirá una Sede Social con la plata del pueblo para que nos sintamos importantes. ¡Claro! ¡Debería hacerlo! Nosotros, como cualquier otro sindicato, policía y fuerzas armadas, seremos más importantes para mantenerlo en el poder que hospitales, escuelas, universidades y otros tipos de infraestructura que no dan poder, sino progreso.

¡Hay de aquél que se atreva a molestarnos! Entraremos en huelga, nuestra forma de protesta será, simplemente, no salir de casa: los transportistas no tendrán pasajeros, los comerciantes no tendrán clientes, las empresas no tendrán trabajadores, los políticos no tendrán simpatizantes, el gobierno no tendrá impuestos y paralizaremos el país. Nadie podrá despedirnos ni reclamarnos porque estaremos en ‘pie de huelga’ y en ese estado todo es permitido.

Seremos orgánicos, como todo sindicato, y diremos a nuestros afiliados: ¡Compañeros! Desde hoy nadie sube a la línea 110… y nadie subirá. Desde mañana nadie compra en el mercado 25… y nadie comprará. Desde pasado nadie paga el impuesto a la propiedad… y nadie pagará. Claro, todo esto hasta que los de la línea 110 haga algún trato con nosotros, los del mercado 25 nos inviten a su famoso Jueves de Comadres carnavalero y los de Impuestos decidan cobrarnos menos por ser parte de un sindicato.

No seremos dictatoriales dentro de nuestro sindicato: ¡La elección del santo que se volverá nuestro patrono será por votación! Y la forma del misachiku correspondiente también será consultada a las bases.

¡Y ahí los que ‘SI pertenecen a algo’ verán que la cosa va en serio, hasta patrono tendremos, y se empezarán a darse cuenta que los que mueven Bolivia somos nosotros!

Y es que estoy tan cansado de ser dirigido por ignorantes y prepotentes, que se mueven sobre la base del abuso del poder y de la fuerza de la muchedumbre, por encima de lógica, razón e inteligencia, que por ahí este sea el único camino que nos queda.

¿Quiénes se unen a mí? Pues esta es una convocatoria abierta a todos los que ya están EMPUTADOS (no hay palabra decente) de este chiste en que se ha convertido nuestro pobre país.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: